Escudo de la República de Colombia

Equipos deportivos U.N.

A- A A+

 Exportando talento: Baloncesto 3x3 en China

 

WhatsApp Image 2018 10 29 at 1.10.50 PM 

 

Falta 1 minuto para que el partido acabe. Eli rebota el balón, se lo tira a Vale, quien ágilmente lo lanza para que Quinchi lo atrape, salte y anote. El grito de Camila y Ricardo el entrenador desde la banca indica que el tiempo ha terminado. La satisfacción es evidente, las sonrisas las delatan, los abrazos llegan, uno tras otro, el sudor en la cancha ha traído su recompensa: El equipo de baloncesto femeninos 3x3 de la Universidad Nacional Sede Medellín ha clasificado al mundial universitario de China 2018, un logro único en el país.

En el baloncesto convencional, es decir en el 5x5, al haber más jugadoras hay más posibilidades de juego, la distribución por la cancha hace que el partido sea más dinámico, un equipo bien organizado es casi un triunfo asegurado. Sin embargo, en la modalidad de 3x3 las cosas son a otro precio, hay que correr más, hay que lanzar más fuerte, los pases tienen que ser más precisos y el agotamiento es mucho mayor, además las reglas de esta modalidad impiden que el entrenador esté en el partido dando indicaciones, él es un espectador más. La confianza en el equipo y en las compañeras son la única ruta hacia el triunfo.

En el 2016 se jugó por primera vez en Medellín un torneo universitario de baloncesto 3x3, para ese momento el equipo de baloncesto femenino U.N. necesitaba nuevos retos, otras posibilidades. Sin conocer mucho acerca de esta modalidad el entrenador decidió motivar al equipo a participar, contaba con un equipo integral que con el entrenamiento y la orientación adecuada podría llegar a sobresalir en el 3x3, quedaron de segundas en el torneo local lo que les dio el paso al Nacional que se jugó en Pereira, dónde después de una competencia agitada, quedaron campeonas. El entreno siguió y el equipo se fue consolidando, en lo técnico y en lo amistoso. Un año después llegó de nuevo el triunfo, el bicampeonato nacional, lo que les dio el cupo al Panamericano que se desarrolló en El Salvador, ahí empezaba su primera competencia internacional, que les traía un nuevo nivel: las rivales eran muy veloces, y además de una mayor estatura, sin embargo, estos factores no intimidaron al equipo y lograron llegar a la final contra Chile. En esta modalidad gana el equipo que primero tenga 21 puntos o el que más puntos tenga pasados 10 minutos, el resultado final fue 12 puntos para Chile, 10 para Colombia, fue un marcador reñido pero que les permitió igualmente la clasificación al mundial. “Vimos que era una modalidad que estaba gustando, en la que estábamos teniendo resultados, y que además internacionalmente era reconocida, esto nos enfocó y nos apasionó mucho más” cuenta Eli, integrante del equipo.

Para el mundial que se desarrollará en China entre el 15 y el 19 de noviembre, el equipo se está preparando exigentemente para la competencia “En el tema técnico y táctico no es tanta la diferencia que hay entre nosotros y nuestros próximos rivales, en el aspecto que tenemos que mejorar es en nuestra resistencia física, para eso tenemos un plan de entrenamiento en cancha de 4 veces por semana y uno en el gimnasio que ellas deben cumplir” afirma Ricardo Pinzón, entrenador. Para esta competencia Colombia está en el grupo D junto a México, China y Lituania. Se espera que el conjunto colombiano logre consolidarse mucho más en esta modalidad, y sea un ejemplo para que las entidades deportivas vean en el baloncesto un deporte con el que país puede conquistar muchos triunfos.

U.N. equipo integral

 

El equipo de baloncesto 3x3 conformado por 3 estudiantes y una egresada, son orgullo U.N., son el reflejo de la constancia y la determinación deportiva que se vive en nuestro campus. Conozcamos un poco más de nuestras deportistas que darán todo en China.

 

 

María Camila Benjumea

IMG 6108

Cuando habla del baloncesto sonríe y el rostro se ilumina. Tiene 22 años, está en séptimo semestre de ingeniería química, y desde pequeña hace parte de la universidad. Es hija de un profesor, estudió en la Escuela U.N. y siempre le gustó las matemáticas, su padre es investigador, y siempre la alentó a seguir su camino, y en la ingeniería química encontró la puerta abierta para eso.

Le gusta pintar cuadros al óleo y es apasionada por los idiomas, del inglés y del francés, sus favoritos. Le gusta salir a bailar, y jugar baloncesto con su hermana menor, quien al parecer seguirá los pasos de su hermana en este deporte.

Empezó con gimnasia, luego natación dónde se destacó por un tiempo, pero se cansó porque era muy competitivo, casi a diario. Siempre vio a sus primos jugar baloncesto, y en su nueva búsqueda encontró que este deporte podría ser el definitivo. Empezó jugando en la UdeA cada domingo y se dio cuenta que le gustaban más los deportes en equipo, su primera experiencia en el baloncesto también se convirtió en la oportunidad para conocer Colombia en diferentes torneos, no solo era ir a entrenar, era una experiencia de vida completa.

Cuando cursaba 11 grado dejó el baloncesto un tiempo, pues sentía que ya no tenía tantos retos o competencias, pero cuando ingresó a la Universidad Nacional las ganas de volver a él fueron inmediatas, no llevando ni una semana Camila se vinculó a los entrenamientos de baloncesto, pues vio en la U.N. una posibilidad de volver a competir, ya en un ámbito mucho más fuerte, el deporte universitario.

 

Laura Quinchía

IMG 6111

Parece algo tímida, pero cuando le preguntan sobre baloncesto toma la palabra y habla con destreza. Tiene 20 años cursa quinto semestre de Ingeniería Eléctrica, antes quería ser médica, pero la ingeniería llegó a su vida y dice que fue lo mejor que pudo pasarle.

De pequeña su madre quiso inclinarla por el lado de las artes y la cultura, mientras que su padre siempre quiso que fuera deportista, ella se inclinó más hacia los deportes y comenzó con patinaje y natación, aunque nunca se sintió satisfecha, fue a los 9 años cuando conoció el baloncesto que logró conectarse con una pasión, sentía que allí podía competir y ganar, ser una mejor deportista. Se considera una mujer muy activa y disfruta mucho de la compañía de sus dos perros y su gato, cuando puede le gusta escapar, viajar.

En décimo grado dejó el baloncesto porque ya no le aportaba la adrenalina de la competencia, empezó a convertirse en algo más por diversión, pero Quinchi, como le dicen sus compañeras de equipo es una mujer altamente competitiva y quería seguir en ese camino. Conoció el balonmano y empezó una trayectoria ahí, llegó a ser selección Antioquia y Colombia, pero cuando ingresó a la U.N. el baloncesto volvió a tocar su puerta. Entendió que el ámbito universitario en baloncesto era un nuevo reto, lleno de aprendizajes y oportunidades de competir.

 

Elizabeth Gutiérrez

IMG 6115

 

Cuando habla transmite calma, pero cuándo está en la cancha compitiendo, intimida. Ingeniera administrativa, especialista en gestión empresarial, siempre le gustó la administración, nunca dudó de que era su campo, pero al principio fue muy difícil, le dio muy duro la carrera, pero después de dar la batalla logró graduarse, ahora trabaja en Bancolombia y transcurre su vida entre la oficina y la cancha de baloncesto.

De pequeña también empezó con natación y patinaje, sin embargo, no encontró en estos deportes un espacio ideal para ella. Intentó con las artes, duró 2 años en teatro, y luego en un campamento escolar tuvo que escoger un deporte para practicar, y se inclinó por el baloncesto sin saber que este deporte le traería tantas satisfacciones en el futuro. Le gusta mucho leer, su meta personal es leer un libro por mes, considera que con un buen libre uno viaja, se transforma, crece. También ama la comida, siempre está en la búsqueda de nuevos lugares para deleitarse.

En su primer semestre en la Universidad Nacional una amiga con la que había entrenado en el pasado le recomendó ingresar al equipo, pues conocía lo apasionada que era Eli con el baloncesto, ella aceptó la invitación, se adaptó al grupo y es una de las deportistas destacadas del equipo, pues estuvo durante todo el pregrado y posgrado, para ella el baloncesto en la U.N. se convirtió en la mejor manera de complementar su vida profesional.

 

Valentina López

IMG 6121

Parece una mujer ruda, pero es tan risueña que esa imagen fuerte se transforma en cada carcajada. Es estudiante de Estadística y el baloncesto ha estado en su vida desde los 2 años de edad, su hermana mayor siempre lo practicó y su madre la llevaba a los entrenamientos. Valentina disfrutaba ver a su hermana saltar, correr y anotar, creció con la imagen de que el baloncesto era una posibilidad integral de ser buena deportista. Antes de entrar a la U.N. Valentina ya conocía el equipo de baloncesto, pues tenían la fama de ser muy buenas, iba a verlas entrenar en el coliseo y una vez arrancado el primer semestre no dudó ni un segundo en vincularse y continuar su proceso. Ahora considera vital para su vida esa dualidad entre la academia y el deporte.

 

Ricardo Pinzón, el entrenador

IMG 6117

Oriundo del Valle del Cauca, empezó desde muy pequeño en el fútbol, a los 16 años ya estaba becado en el colegio por su rendimiento deportivo. El fútbol prometía en su vida, era talentoso, sin embargo, la mayoría de sus amigos jugaban baloncesto, y poco a poco se fue acercando a este mundo, y se dio cuenta que le apasionaba mucho la manera en la que el entrenador de baloncesto del colegio entrenaba a sus jugadores. Empezó a ayudarle al entrenador en procesos deportivos infantiles, se fue encarretando más con el baloncesto, aunque también lo alternaba con el fútbol. Hizo 4 semestres de administración de empresas, pero ya estaba tan metido en el mundo del entrenamiento del baloncesto que no se imaginaba en otra cosa. Decidió estudiar Licenciatura en Educación física con énfasis en baloncesto y ahora enseñar y entrenar es su vida. En el 2009 llegó a Medellín con la convicción de buscar mejores oportunidades en su vida como entrenador, pues sentía que aquí el deporte tenía más apoyo que en su departamento. En el 2013 Ricardo quien ya contaba con un amplio recorrido como entrenador, decidió presentarse a una convocatoria para ser parte de los entrenadores de la U.N. Sede Medellín. En un principio adaptarse al equipo fue complicado, pues el anterior entrenador tenía una metodología diferente, y en un contexto tan apasionado como el deporte los roces no se hacían esperar, sin embargo, en el camino, estas dificultades fueron resueltas y Ricardo junto a las chicas lograron consolidar un equipo fuerte, orgullo U.N.